La Asociación Parque Vivo del Guadaira ha presentado el 17 de marzo alegaciones al Estudio de Impacto Ambiental y de Tráfico y Movilidad para la autorización Ambiental Unificada del centro comercial y de ocio Palmas Altas.    

 

 

Los alegantes consideran que el estudio y el plan de tráfico no dan respuesta a los desafíos que este proyecto provoca por su ubicación y dimensiones, y proponen que sea informado negativamente y no autorizado.

 

La Asociación Parque Vivo del Guadaira ha presentado el 11 de marzo, ante la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Sevilla, las alegaciones al Estudio de Impacto Ambiental y de Tráfico y Movilidad para la autorización Ambiental Unificada del centro comercial y de ocio Palmas Altas en el solar ZE N1 del SUNP-GU1( término municipal de Sevilla), alegaciones en la que coincide  con otros grupos vecinales, asociaciones conservacionistas.

 

La ubicación del que sería mayor centro comercial construido en la ciudad de Sevilla, con más de 60.000 metros cuadrados y 3.500 plazas de aparcamientos, en un lugar estratégico  para las comunicaciones de toda el Área Metropolitana, próximo al colapso, y muy próximo al barrio de Los Bermejales, obliga a ser muy exigentes en el análisis del plan de tráfico propuesto y en su incidencia ambiental, y la documentación analizada no da respuestas fiables a los desafíos que provoca un proyecto de esta magnitud.

De forma resumida estas son las alegaciones presentadas:

El estudio de tráfico presentado como anexo del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) utiliza datos que no son realistas, ya que minimiza el número de viajes en vehículo privado. En sus estimaciones de tráfico generado al centro comercial previsto, el estudio utiliza un reparto modal por medios de transporte de los desplazamientos que no son en absoluto creíbles, que no se corresponden con los modos actuales de transporte de la ciudad de Sevilla, ni con la situación periférica del emplazamiento del Centro Comercial (CC). Por ejemplo: dicho estudio considera que los habitantes del sector Bermejales/La Palmera se desplazarán un 50 % a pié/bicicleta al CC proyectado. También considera que un porcentaje comprendido entre el 30 y el 20% de los habitantes del resto de la ciudad se desplazaran en autobús al citado CC. ( y un 5% del Aljarafe), lo cual es una ficción remota, por la situación periférica del centro comercial.

 

-El estudio de tráfico minimiza también la incidencia de la movilidad generada en todo el sector de Palmas Altas-Norte: Abengoa, Universidad Loyola e instalaciones portuarias de la carretera del Copero. Los accesos a estos centros de trabajo industrial-portuario y terciario situados en Palmas Altas-Norte comparten los enlaces de acceso al CC, por ello el estudio hace una valoración desplazamientos en día laborable (6.330 viajes) que en nuestra opinión es también irreal. El estudio EIA ha hecho una estimación de desplazamientos basado en la existencia de 2.156 empleos para calcular los desplazamiento originados, datos que no se corresponden con la capacidad de los edificio del campus tecnológico de Palmas Altas , que alberga la instalaciones de Abengoa (3.000 empleos antes de su crisis de 2016) y el campus de la Universidad Loyola (que cuenta con 1.500 plazas de aparcamiento normalmente saturadas), a lo que habría que añadir a la movilidad generada por las instalaciones portuarias-industriales situadas en la carretera del Copero.

 

-El estudio de tráfico utiliza aforos de tráfico que hacen que sus conclusiones se pongan en cuestión: los aforos realizados sobre las rotondas Bermejales-Norte y Bermejales-Sur son del año 2011, claramente desfasados  por la propia dinámica demográfica del barrio de los Bermejales, por la puesta en carga de los nuevos centros administrativos de la avenida de Grecia (1.600 empleos), y por la entrada en servicio de la Universidad Loyola. De hecho la rotonda Bermejales-Norte muestra creciente síntomas de saturación, y las situaciones de colapso es más frecuente de lo que se manifiesta en el estudio, que solo señala situaciones críticas los viernes en la hora punta de salida del trabajo. Esta situación se verá agravada por el programado desarrollo de Palmas Altas Sur, sobre 600.000 m2 en el que están previstas la próxima construcción de 3.000 viviendas.

 

-El estudio de tráfico hace una simulación de alternativas sobre evolución de tráfico que afecta exclusivamente a cinco rotondas, los accesos al centro comercial, pero no sobre su incidencia sobre el resto de los sistemas generales y concretamente con la SE-30, la A-4 y la Avenida de Las Razas, que en conjunto configura un nudo de comunicaciones vital para la movilidad a escala urbana, metropolitana y del sur de la Península Ibérica, y que ya tienen problemas importantes de congestión, de forma muy particular el Puente del Centenario, y para las que no se realiza un análisis del impacto, y mucho menos se proponen soluciones.

 

-El Estudio de Impacto Ambiental no valora la incidencia en la calidad del aire sobre el Sur de Sevilla, que es uno de los que cuenta peores valores en su calidad del aire de la ciudad de la ciudad, y en donde se superan el número de días de contaminación ambiental admisibles en la Comunidad Autónoma.. El aumento diario de varia decenas de miles de vehículos (estimados por el propio EIA en 54.000 viajes los viernes, valores que consideramos infravalorados por las razones antes expuestas), supondrá un impacto potencial en Los Bermejales, barrio muy próximo con alta densidad de población, existiendo áreas habitadas y un colegio (CEIP Marie Curie) a menos de 300 metros, por ello es sorprendente que el EIA defina el impacto sobre la calidad del aire como medio-bajo y no realice una valoración más detallada.

-El estudio no valora el potencial que tiene este territorio como nodo de conexión entre el corredor verde del Parque del Guadaira y los nuevos desarrollos previstos en Palmas Altas Sur-Nuevo Cauce del Guadaira, ni su afección sobre el denominado “Corredor Verde Metropolitano de Sevilla” del Programa Puertas Verdes. La parcela donde se ubica el centro comercial proyectado comprende un camino de servicio utilizado por ciclistas que forma parte del tramo 1 del denominado Corredor Verde Metropolitano de Sevilla, corredor que ha sido impulsado por el denominado Programa Puertas Verdes, y en el que la Consejería de Medio Ambiente ha invertido 2.475.000 €, con fondos europeos.. Por ello sorprende que el EIA no haya valorado como interaccionan ambas iniciativas, y no haya previsto como salva el tramo ciclista el viario de acceso propuesto de acceso al CC. Entendemos que esta vía ciclista y la arboleda plantada en sus inmediaciones, debe ser considerada como una verdadera puerta verde, como el recurso más realista para conectar el corredor verde conformado por los parques del Guadaira y de los Bermejales, con los sistemas de espacios libres previstos en el PGOU de Sevilla y en Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla en Palmas Altas-Sur y el Cortijo del Cuarto, sistemas generales que se localizan en torno al nuevo cauce del Guadaira y que por su configuración territorial ofrece un interesante recurso para la conectividad ecológica en un contexto de oportunidades para mejorar la red de espacios libres, para la movilidad no motorizada y para el desarrollo de las actividades periurbanas de ocio al aire libre.

Como conclusión, por el alto impacto previsible sobre la movilidad, sobre la calidad atmosférica y sobre la conectividad ecológica y funcional del sistema de espacios libres de la ciudad de Sevilla y de su Área Metropolitana, consideramos que este proyecto con sus actuales características debe ser informado negativamente y no autorizado en su emplazamiento actual por las razones antes expuestas para minimizar su impacto en la calidad de vida de los habitantes del Sur y, por extensión, de toda la ciudad de Sevilla.

 

Anuncios